Santa Ana de Aloasi

aloasi 600

Datos generales

Ubicación, Extensión y Límites

La parroquia de Aloasí esta situada en las faldas del monte Corazón a 2.5 km. al occidente de la cabecera cantonal Machachi, y a 1 Km. al sur de la estación del ferrocarril llamada “La Estación” antiguamente lugar conocido como Huasinillo; a 35 Km., de la Capital de la República.

Debido a su reducido espacio territorial, Aloasí es una de las parroquias más densamente pobladas del Cantón. La superficie total de la parroquia es de 68.03 Km2.

La mayoría de los habitantes de esta parroquia rural se dedican principalmente a actividades agropecuarias, en menor medida trabajan en la ciudad de Quito en actividades económicas relacionadas con servicios y construcción.

Limita por el norte con la parroquia Alóag, mediante una línea que ascendiendo por el lado septentrional del cerro Corazón, cruza por la cumbre de la colina “La Zamora”, deslindando los puntos “Los Potreros”, “Aychapicho”; por el sur y occidente con una línea divisoria que por sus costados separa las haciendas Chisinche y Romerillos, de los predios colindantes; y por el oriente, con la carretera Panamericana que separa Aloasí de Machachi.

Referentes históricos y culturales

Los documentos históricos señalan que los terrenos que actualmente corresponden a la parroquia Aloasí fueron poblados antiguamente por el pueblo Panzaleo, la ubicación de los centros poblados de esta antigua civilización se extendía entre las faldas del Rumiñahui, del Pasochoa y del monte Corazón, su localización formaba un triángulo formado por lo que hoy es Machachi, Alóag y Aloasí.
Se cree que la palabra Aloasí es de procedencia caribe a-boa Zic-la o casa del príncipe; esta parroquia fue el asiento del régulo (Príncipe) de los Panzaleos, de la tribu Aylluasigz.

La fundación eclesiástica de la parroquia se realizó con el nombre de Santa Ana de Aloasí a fines del siglo XVII. La fundación civil se realizó durante la presidencia del Dr. Gabriel García Moreno mediante Ley expedida el 29 de mayo de 1861 sobre división territorial. Hasta ese entonces, esta Parroquia formaba parte de la Provincia de Pichincha que tenía un solo cantón y 50 parroquias entre ellas Aloasí.

Caracteristicas ecológicas

mapa aloasi 600

De acuerdo a la información disponible, la utilización del suelo en la parroquia de Aloasí presenta las siguientes características:
Bosques de montaña:
Es una formación arbórea montañosa siempre verde, que va desde los 3.200 m.s.n.m. en la vertiente occidental. Esta vegetación se puede apreciar desde la zona de Aloasí hacia los flancos occidentales cubierto de pajonales.

Pastizales:
Es una zona ganadera, gran parte del suelo está ocupado por pastos naturales o plantados.

Cultivos:
Ocupan menos espacio que los pastos. Los cultivos de hortalizas están entre los 2.500 y 3.000 m.s.n.m. los principales productos son: col, lechuga, zanahoria, remolacha, etc.

Asentamientos humanos:
Para efectos de la definición del número de barrios o sentamientos humanos de Aloasí, se han considerado también las lotizaciones que están representadas por cooperativas y planes de vivienda que tienden a la conformación de barrios y que, en algún momento, cambiarán su organización funcional por una organización territorial.

Hasta el año 2004, se han registrado 22 barrios en Aloasí, y son los siguientes: Culalá Alto, Culalá Bajo, El Falcón, La Estación, La Moya, San Luis, San Roque, Miraflores Alto, Miraflores Bajo, La Carretera, Chisinche, Changallí, El Tambo No. 1, El Tambo No. 2, El Centro, Umbría, Los Potreros Altos, Los Potreros Altos (Las Lomas), La Esperanza de Miraflores Alto, El Cisne, Anita Lucía, Simón Bolívar y El Calvario.

Fuente: Plan Estratégico de Desarrollo Mejía 2015
Plan de Desarrollo Participativo 2002 – 2012 / Parroquia Aloasí

Escritos importantes

ETIMOLOGÍA DE LA PALABRA ALOASÍ

La palabra Aloasí, probablemente, tiene su origen en la lengua PAEZ O PANZALEO. Sus tres elementos constitutivos se descompondrían así: al mas oa mas sí igual extendido, mas terreno, mas amarillo; es decir, terreno amarillo extendido. Y talvez hay su razón; pues toda la zona agrícola que queda a las faldas de El Corazón, está cubierta por una planta de flores amarillas llamada ñachag (Bidens Humiles), lo que le da un aspecto singlar y hermoso. Otros creen que la palabra Aloasí es de procedencia caribe y viene del vocablo a – boa – Zic = la casa del Príncipe, pues Zic significa, Regulo o Príncipe. Y esto ponen anotado, pues esta parroquia fue el asiento del Regulo de los Panzaleos denominado Aloasí.

Texto tomado de la Monografía del Cantón Mejía – 1941
Autor: Segundo Miguel Salazar Escobar

ALOASÍ

En su monografía del Cantón, el P. Pablo Reyes trae una tradición, según la cual, el año de 1500, Aloasí fue departamento principal del Cacique Zamora o Tusisunta quien tenía aparejada una digna habitación para los Régulos transeúntes de aquel tiempo.

Aloasí fue, en lo eclesiástico, la madre de las parroquias de Machachi, Alóag y Chaupi, de manera que en los archivos parroquiales está el venero histórico de los primeros años de estas parroquias.

Según el censo efectuado en 1950, Aloasí tenía 2.455 habitantes, con 21 caseríos.

Esta parroquia está delimitada: Al Norte: Por la parroquia de Alóag: al Sur: Por la parroquia del Chaupi; al Este por la Cabecera Cantonal y al Oeste por la Parroquia de Alóag en parte, y por la Parroquia de Astorga en otra.

El clima es frío, pero su producción agrícola y ganadera es excelente.

Las obras presupuestarias para este año son: la terminación y cerramiento juntamente con la construcción de canceles en la piscina; la construcción de una escuela par niñas; la planificación de la Parroquia; la construcción de un tanque reservorio para el incremento del agua potable; el sostenimiento de la Banda de Músicos y de las escuelas: Vocacional y “García Moreno”; subvención al Club “Amazonas”; mantenimiento de camino y cuidado del parque central. La Junta Parroquial se halla empeñada (lo ha conseguido en la mayor aparte) en el ensanchamiento del camino Aloasí-Alóag que tendrá enorme importancia la terminación de la Carretera “Alóag- La Palma”.

Texto tomado de la Revista Oro y Esmeralda - 1958
Autores: Los Caballeros de Santiago

ALOASI

Tierra donde queda suspenso el viento, envolviéndose en le copa de sus bosques, vigía que se desliza desde la Cordillera Occidental hacia el Valle, hasta besar el labio del asfalto en la Carretera Panamericana.

Por sus senderos, allá al comenzar el siglo XV, deambuló el Cacique Zamora o Tusisunta, quien tenía instalado en esta región su departamento principal con una habitación grande y comunitaria para los régulos transeúntes.

El profesor segundo Miguel Salazar describe el origen etimológico de los nombres de algunas parroquias. Se dice que la palabra Aloasí nace en lengua Páez o panzaleo: Al = al = extendido; Oa: terreno; Si = amarillo extendido o también: A boa zic = La Casa del Régulo o Príncipe. Según lengua caribe.

Durante el Incario, la población se extendió hacia el oriente, sector El Tambo, estableciéndose pequeños cacicazgos, manteniendo entre si una cierta independencia, pero confederándose cuando las circunstancias de defensa colectiva así los exigía.

Al borde del cambio principal que lo dividía de Machachi -actual Panamericana- se instalaron los “tambos” y uno de ellos estaba situado en el actual barrio de El Timbo. La vertiente de sus aguas –timbug o timbo- fueron descubiertas desde tiempos aborígenes.

En todo su territorio se encuentran varios asentamientos humanos: Culalá Alto y Bajo, San Javier, Guasinillo, La Moya, San Roque, Miraflores, La Zamora, La Carretera, etc. Dedicados especialmente a las labores del campo, respuesta elocuente de su espíritu de trabajo.

La Avenida José Ignacio Albuja -no concluida- nos conduce al centro para ampliar los beneficios de la infraestructura a ciertos barrios.

Texto tomado del Libro Semblanza Centenaria - 1983
Autor: Prof. Félix Estévez A.

ALOASÍ, TIERRA DE PANZALEOS

Los primeros aborígenes que habitaron el territorio del cantón Mejía fueron los Panzaleos, originarios de Centro América, quienes luego de permanecer 200 años en el centro y sur de Colombia, vinieron al Ecuador, aproximadamente 50 años después de Cristo, y se establecieron el en Valle de Machachi y Latacunga. La cultura de los Panzaleos fue la más antigua que habito la región Interandina.

Según los historiadores, nuestro territorio fue habitado inicialmente por grupos étnicos o clanes Panzaleos, que posteriormente se unieron con otros pueblos para formar la Confederación Quitu – Panzaleo.

En la época prehispánica, esta casta habito en las faldas del Rumiñahui y del Pasochoa, formando un triángulo que actualmente está constituido por tres parroquias del cantón Mejía: Machachi, Alóag y Aloasí. Se asentaron en las faldas del Rumiñahui, desde el actual barrio San José de Tucuso y la Hacienda San Agustín de Valencia. Otros asentamientos se encontraban en la cuenca del río San Pedro, Sillunchi, La Fontana; pasaron a las mesetas del Pasochoa y a los barrios La Zamora, Culalá Bajo de Aloasí y parte de Alóag.

Posiblemente nuestra parroquia lleve su nombre en honor al Cacique Panzaleo Ayllu Asig, quién en aquel tiempo gobernaba estas comarcas.

Según Miguel Salazar, Aloasí proviene de la lengua Panzaleo y significa AL-Extendido, OA-Terreno, SI-Amarillo: “Gran terreno Amarillo”.

Según la lengua Caribe: Aloasí se deriva de ABOAZIE, que quiere decir la casa del régulo o príncipe.

FUNDACIÓN CIVIL

En 1971, un grupo de pobladores conjuntamente con la Junta Parroquial, Raúl Guarderas y el Teniente Político Jorge Pérez, inician una ardua labor investigativa de la cual se obtuvo que la fundación civil de Aloasí se realizó el 29 de mayo de 1861.

FUNDACIÓN ECLESIÁSTICA
Esta noble Parroquia fue fundada con el nombre de Santa Ana de Aloasí posiblemente por Sebastián de Benalcázar a fines del siglo XVII, puesto que según datos históricos de la parroquia, el 26 de julio de 1568 se celebró el primer matrimonio eclesiástico por el P. Fray Joseph del Rosario…

COSTUMBRES

Las costumbres en todo el valle están relacionadas con las actividades del campo y la religiosidad:

  • Las personas que se dedican a estas actividades, se levantan a la madrugada para: ordeñar a las vacas, cortar la hierba y hacer carga.
  • Organizan las romerías para visitar a la Virgen del Cisne, en Loja, todos los años en los meses de septiembre y diciembre.
  • En las fiestas también hay la costumbre, de dar de comer bien a los invitados, se reparte mucho licor y a los padrinos sean estos de Matrimonio, Bautizo Confirmación se les hace la entrega del mediano; que consiste en una bandeja grande de papas cocinadas, un pollo asado o cocinado, tres cuyes asados, con rodajas de tomate, aguacate y hojas de lechuga para adornar.

TRADICIONES

  • En el mes de Mayo, mes de la Virgen María, todos los sábados del mes a las 4:00 a.m. se concentran las personas para salir al Rezo del Rosario de la Aurora por las calles, con la imagen de la Virgen cargada en andas por cuatro personas. Luego de la procesión y rezo del Rosario retornar a la iglesia a escuchar la misa.
  • Se realizan las clásicas corridas de toros populares.
  • No muere la presencia de la Banda de Pueblo en las fiestas, especialmente en las religiosas.
  • Existe afición para los partidos de fútbol masculino y femenino los fines de semana, los mismos que son bastante concurridos.

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES
Por: Félix Estévez Arias

Santuario mariano: La Edificación del templo de la localidad viene desde la época de La Colonia cuando se organiza la administración doctrinaria con la creación de Parroquias Eclesiásticas a cargo de los misioneros.

Quienes promovieron en villas y anejos, la construcción de oratorios y la primera capilla estaría relacionada con la línea genérica en dirección oriente-occidente, como un rectángulo cerrado alto, con paredes de adobe, bareque y la cubierta de paja.

Las erupciones del Pichincha en septiembre de 1575 y agosto de 1589 y también del Cotopaxi en 1877, dejaron secuelas y normas para futuros diseños de los templos.
Llegamos al siglo XX y en la década de los cuarenta encontramos el entusiasmo del Párroco, doctor Víctor Aníbal Velasco que obtuvo la ayuda de planos elaborados por el Ing. Tufiño del IGM. Se formó un Comité Especial que recabó ayuda de la comunidad.

La Iglesia se construyó un bloque de 75 metros de fondo por 12 de frente; constaba de tres naves con pilastras o columnas abultadas para espaciar los arcos y abrir la nave central que termina en bóvedas.

En diferentes épocas se han ido completando el interior con 5 altares pequeños laterales, dos confesionarios, púlpito, oleografías.

Altar Mayor o Retablo
A través de la gestión de Monseñor Carlos Altamirano dilecto hijo de la Parroquia, en septiembre de 1997 se procedió al cambio total del retablo y consiguió que el templo sea declarado Santuario Mariano, con la colaboración del Padre Marcelo Chicaiza.

Todo el primer bloque descansa en un mesón compacto. De frente semeja un lienzo con líneas horizontales con incrustaciones decorativas con ritmo sencillo, sobre el cual se asienta el gran retablo que se sobrepone en dos bloques estilo dórico y latino con inclinación a barroco, por la variedad de apliques.

En el segundo bloque se destacan cuatro columnas laterales, que da robustez a las urnas de las imágenes: Las columnas con torneados, perfilados, circulares abajo y arriba, nacen sencillas y rectas terminando en soportes incrustados en capitales con horizontalidad. En el centro está el Sagrario, sobre el cual se destaca el dosel para la custodia.

En este espacio hacia arriba junto a las columnas interiores existen dos planos de retablos alargados con adornos de relieve y de dulcificante enchapado con múltiples labrados.

Las bases salen alternas para sustentar las cuatro columnas e iluminar los corredores de las urnas de arriba. Las columnas mantienen la misma simetría arquitectónica.

La urna central se proyecta solemne con puntos resistentes en el arco, coronada con el símbolo eterno. Aquí reina la sagrada imagen de Nuestra Señora de los Dolores, en cuyo honor se ha difundido junto a su devoción, una plegaria con música del inspirado compositor Luis Estévez Calvachi.

El altar es un conjunto solemne y majestuoso con recursos arquitectónicos, con sentido dórico – latino en escala y proporción bien definidas.

BANDA SANTA CECILIA DE ALOASÍ
Es el nombre de la Banda de Músicos de la parroquia de Aloasí, cuyo nacimiento data del año 1949, según archivos de la institución, a los cuales pudimos abordar. A inicios de la banda dos jóvenes se destacaron entre los cuarenta que asistieron para conformar el grupo: ellos fueron José Félix Guerrero y Valerio Cevallos. Al final la Banda se conformó con veinte cinco músicos. Su nombre responde al hallazgo de una imagen de Santa Cecilia en los predios de don Ernesto Albuja, por lo que figura como patrona de los músicos.

La Banda adquirió popularidad en las décadas de los años 60 y 70s; era la preferida de las invitaciones en la costa, sierra y oriente, especialmente en el ciclo festivo desde navidad hasta carnaval. Ganó un concurso en Alóag en septiembre de 1961. La última renovación del instrumental se realizó hace seis años con la ayuda del Municipio de Mejía y el Párroco de aquel entonces Marcelo Chicaiza.

Cabe destacar la presencia del Instructor Sr. Segundo Pallasco, quien por muchos años presta sus servicios abnegadamente y con la satisfacción de haber formado decenas de nuevos músicos que han sustentado la vida de esta querida Banda.

Textos tomados de la Revista Aloasí Madrigal de Alborada Eterna – 2006
PERIÓDICO TIERRA GRANDE